La Dirección General de Ordenación del Juego queda habilitada legalmente para contar con los datos de todos los deportistas del país en tiempo real.

Acabar con los amaños en el deporte y el fraude económico que conllevan en el mundo de las apuestas. Es el gran objetivo de los operadores y de la Dirección General de Ordenación del Juego (órgano dependiente de Hacienda). Para ello, la administración cerca a todos los deportistas con la modificación de la regulación de los ficheros de datos de carácter personal. A partir de ahora, la Agencia Tributaria tiene vía libre para seguir sus movimientos con un programa informático automatizado.

Hacienda ha modificado el artículo 6.2 de la ley del juego (Ley 13/2011), el que regula la participación en las apuestas y prohíbe el registro en los operadores a menores de edad; a accionistas y empleados de operadores de juego; a árbitros, y a miembros de la Comisión Nacional del Juego. Y lo más importante para este caso, a deportistas, entrenadores y otros participantes directos en el acontecimientos sobre la que se realiza la apuesta, así como los directivos de las entidades.

Con la publicación en el BOE de este lunes 15 de diciembre, Hacienda ha habilitado legalmente un sistema automatizado con el que podrá monitorizar si algún deportista está registrado en alguna casa de apuestas del país o si se registra en un determinado momento. Una alerta avisará de ello al instante. Hasta la fecha el sistema era mucho más básico y la Agencia Tributaría debía contrastar con los operadores y las federaciones si un determinado deportista del que sospechaban estaba registrado en una casa de apuestas.

Con el nuevo ‘Fichero de control de prohibiciones subjetivas asociadas a acontecimientos o actividades deportivas’, la administración podrá supervisar que se cumpla lo citado en el artículo 6.2 a rajatabla. Dispondrán en todo momento de la información legal de los deportistas mayores de edad (los menores no pueden apostar) y de los directivos de entidades deportivas.

En el caso de que algún deportista, entrenador o directivo sea sorprendido apostando, constituiría “una infracción de carácter leve sancionable con multa de hasta cien mil euros”, tal y como recoge el artículo 41.a).

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Share This